Novedades sobre los ERTE hasta el 30 de junio

Según ha aprobado este martes 12 de mayo el Consejo de Ministros en un Real Decreto-ley, fruto de un acuerdo entre el Gobierno, sindicatos y empresarios, los ERTE alargarán hasta el 30 de junio de 2020, ya sean por fuerza mayor , o bien parciales. En el caso de los ERTE por fuerza mayor, se ofrece facilidades para convertirse en ERTE por otras causas y poder hacer este cambio mientras se está disfrutando de un ERTE por fuerza mayor.

Las empresas que pueden acogerse a este nuevo Decreto-ley deben cumplir diferentes requisitos. En primer lugar, deben tener el domicilio fiscal dentro del Estado Español y además, no podrán repartir dividendos que correspondan al ejercicio 2020. Excepto si devuelven las cuotas que se les ha bonificado o si la empresa a fecha 29 de febrero no tenían más de 50 trabajadores.

Para aquellas empresas que estén afectadas por un ERTE de fuerza mayor pueden seguir acogiéndose hasta el 30 de junio a las bonificaciones del 100% de las cuotas de la Seguridad Social, o del 75% en el caso de las empresas con más de 50 trabajadores a 29 de febrero de 2020.

En cuanto a los parciales, a partir de que se renuncia al ERTE la empresa se beneficia de la exención de la cuota empresarial por aquellos trabajadores que vuelvan al 85% de su actividad en el mes de mayo, y del 70% al mes de junio, y si tenían más de 50 trabajadores los porcentajes son 60% y 45% respectivamente.

Y, si la situación hace que haya empresas que deben seguir con los contratos suspendidos de sus trabajadores, la exención de la cuota empresarial es del 60% en mayo y del 30% en junio (45% y 30% respectivamente para las empresas de más de 50 trabajadores).

En este Decreto-ley también se consigue flexibilizar el compromiso de mantener la cláusula de mantenimiento de los puestos de trabajo para las personas que están afectadas por un ERTE y la cuenta de seis meses de vuelta a la actividad comienza el día de incorporación a el trabajo. Si una empresa incumple esta cláusula deberá devolver las cuotas bonificadas con recargo e intereses de demora. Esta cláusula pierde efecto si la empresa que ha hecho un ERTE está en riesgo de concurso según se establece en el artículo 5.2 de la Ley Concursal.

Este Decreto-ley también contempla la complicada situación de los fijos-discontinuos, que en su caso pueden alargar sus prestaciones por desempleo hasta el 31 de diciembre de 2020. El gobierno se guarda la opción, también, de alargar estas prestaciones si lo creyera oportuno.

Mientras este proceso sea efectivo, se ha creado una comisión con sindicatos, Gobierno y patronales para poder intercambiar datos, información y poder hacer propuestas en el marco de este Decreto-ley. Tendrán la competencia para valorar qué empresas podrían alargar el ERTE más allá del mes de junio con carácter extraordinario.

Puede consultar el nuevo Decreto-ley en el BOE que se ha publicado el 13 de Mayo de 2020.

Más información siguiendo el enlace.

Goretti Molons

Economista 16.069



Open chat
¿Necesita más información?