Como reclamar el IRPF pagado en la percepción de maternidad?

Según una sentencia del Tribunal Supremo, todas aquellas personas que recibieron la prestación por maternidad y / o paternidad a partir de 2014 pueden solicitar la devolución del importe tributado en IRPF. Es decir, que esta prestación pues es exenta de IRPF y, por tanto, se pueden reclamar los impuestos que se pagaron más durante los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

El IRPF es un impuesto que se calcula con un tanto por ciento dependiendo de la situación económica-patrimonial de cada uno y, por tanto, la cantidad que se solicita la devolución dependerá de cada caso. Sin embargo, con el certificado digital o el sistema de Clave Pin lo podemos consultar nuestros datos personales en la web de la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria pondrá a disposición de los contribuyentes un formulario en el que se podrá hacer la reclamación de la devolución del IRPF de la prestación de maternidad y / o paternidad.

Mientras este formulario no esté disponible, el trámite es diferente. En primer lugar, se debe presentar un escrito de rectificación de autoliquidación y devolución de ingresos indebidos del año en que se percibieron junto con una fotocopia de la declaración y los datos fiscales del año que se reclama. La OCU, con el fin de ayudar en este trámite, pone a disposición un modelo de este escrito y los pasos a seguir en la reclamación.

Una vez se ha presentado la documentación debemos esperar la resolución de Hacienda, que la puede aceptar o no:

– Si la acepta, Hacienda devuelve al contribuyente los impuestos pagados de más en IRPF sumando los intereses de demora. Estos intereses son un porcentaje sobre el importe a devolver desde el último día de presentación de la renta de ese ejercicio que se solicita hasta la fecha de la resolución de este trámite.

– Si no lo acepta, el contribuyente puede volver a presentar una reclamación económica-administrativa y volver a empezar el trámite. Y si este también es rechazado, puede seguir adelante en la reclamación a través del asesoramiento de un abogado y un procurador, que pueden hacer que el trámite sea mucho más largo.

Goretti Molons Salomón

economista 16.069